sábado, 3 de abril de 2010

Yo tengo un sueño...

…yo no tengo hoy ningún sueño…, mis sueños todos se borraron…, se hizo el día… y en la noche que no debió ser noche se esfumaron, se diluyeron y quedaron sólo siendo sueños… sin que nadie los sueñe ya.

¡Pobres sueños! Tenían la ilusión de ser, de salir de la oscuridad de la noche para brillar nítidamente en un día de sol, … algunos lo lograron, pero muchos, muchísimos se hicieron noche y se fundieron en ella.

Ya nadie los sueña…, ya nadie los llama. Ahora hay sólo recuerdo, de lo que fue… que alguna vez fue un sueño, y de lo que no fue…, que también fue un sueño pero que hoy no tiene ya más “soñador”…

2 comentarios:

Mati dijo...

Quizás en esa noche donde se funden tus sueños se encuentren aquellas utopías que tanto nos mantienen en pie. ¿Y si es cuestión de no temerle a oscuridad de la noche y quitarle al día ese atributo de querer hacer que todo brille?
Tu fuerza siempre nos lleva a pensar y pensarnos en otros lugares. gracias!
mati

Milagro dijo...

... y claro, Mati, acepto tu invitación buscando utopías también en la noche... por qué no? tal vez mis ojos podrán ver lo que la luz del día esconde... Gracias por tu cariño y tu presencia...